Inventario de la soledad Oct19

Inventario de la sol...

Inventario de la soledad


La denuncia no está ausente de esta poesía; al contrario, aparece en su mejor forma: integrada sutilmente al texto, desterrada la tribuna y la retórica propagandista, como cuando en el presente libre pregona: "Quiero encontrarme ante mí misma/ cuando esta isla se mire cara a cara…” Este movimiento de búsqueda —y encuentro— es uno de los que caracteriza los poemas amatorios de Inventario de la soledad. Situada tensamente dentro del espacio ancho del amor, la poeta canta las lejanías y cercanías de su sentir universal, de esa relación con el amado particular que está en el centro de este libro.

Detrás de los espejos empañados Oct18

Detrás de los espejo...

Detrás de los espejos empañados


Importa conocer el asombro de Florit frente a aquel libro primigenio, ante “toda esa serie de expresiones totalmente absurdas, con lo absurdo de la única verdadera poesía’”, porque a la vuelta de los años apenas veinte más­ Elsa Tió regresa con su segundo libro, éste Detrás de los espejos empañados. Mas en el breve tránsito entre la niña y la joven mujer, aquella cualidad esencial de ‘verdadera poesía” que captó Florit, permanece inalterada. En la vivencia entrañable del amor, en el estar y no estar del amor, Elsa Tió, en ademán tan emocionado como imaginativo, canta la intimidad de su ser, que armoniza ex­trañamente la delicadeza del sentimiento con la fuerza deja expresión. Expresión delicada, pero no quebradiza. Sentir y sentido se aúnan en justa adecuación en este documento poético que “Detrás de los espejos empañados revela una de las voces más acendradas, a la par que artísti­camente dotadas, de la nueva lírica puertorriqueña. Es una voz que puede pasar de la nostalgia a la ternu­ra, del júbilo al dolor, de la anticipación de la vejez a la inminencia de la muerte; que puede reflejar aún la decep­ción del vivir isleño, pero que se descubre siempre sosteni­da por una antigua veta estoica y esperanzada tal vez aquella antigua flor de la niñez y donde nunca se pierde, sin embargo, la omnipresente conciencia estética. Voz neorromántica, pero intensamente contempo­ránea, en una poética que ha sabido deshacerse – no lo permite el buen gusto de la autora – de todas las falsas desnudeces de la llamada poesía erótica. EIsa Tió se entrega en auténtica lírica de amor. Con Detrás de los espejos empañados se cumple, pues, un primer ciclo poético para Elsa Tió, desde aquella “maravilla” y aquella “gracia” que destacaba Florit en sus primeros pasos. Es el “eterno retorno” de todo buen arte. Ciclo que queda abierto al acontecer futuro; Elsa Tió está en constante comunicación con el hecho poético, y ya pre­para sus próximos libros. -Johnny Martínez Capó